Los lunes en un avión

image

-” Las puertas de embarque están cerradas, pongan sus dispositivos en modo avión y asegurense de que sus pertenencias están en los compartimentos superiores.”

Echamos a correr y el avión sale disparado de la pista al aire. En ese momento confías más en el piloto que en ti mismo. Y te olvidas de donde estás.

Por la ventanilla se ve el paisaje y salvo algunas referencias que conozcas de la ciudad, desde arriba dejas de reconocerla. Hora de perder el rumbo y dejarse llevar.

En un vuelo largo te olvidas de la hora, comes cuando aparece tu bandeja de comida y duermes cuando apagan las luces. Muchos quieren llegar sin jetlag a su destino y aguantan despiertos. Porque en un vuelo no hay horas. Despegas en un lugar donde el horario es GMT(+1) y puedes aterrizar en un lugar donde sea GMT (-7). Podría llegar a considerarlo un viaje en el tiempo porque tu avión no pertenece a ningún huso horario.

Despegas en tu ciudad a la hora de comer y puedes aterrizar en la otra también a la hora de comer. ¿Y mi día? ¿Quién se lo ha llevado? Soy consciente de que han pasado unas horas ¿Pretenden que coma dos veces y haga como si nada? ¿O que haya despegado en lunes por la noche y que aterrice aún siendo lunes por la mañana? Con lo que odio los lunes ¡lo que me faltaba! Tener uno interminable de verdad.

En un avión eres como tu mismo y tus circunstancias. Tú solito, alejado del mundo, en el tuyo propio que ocurre en el avión. En tu lugar en medio del cielo que no pertenece a ningún sitio. Bueno sí, a un lugar pasajero donde no perteneces a nadie.

Un año de prácticas

eci

Este viernes 19 termina mi beca en El Corte Inglés. Durante un año he estado en el Departamento de Social Media de la empresa y no puedo estar más contenta. He aprendido muchísimo y de personas brillantes. Dejaré de verlos por Hermosilla, pero sé que como este mundo es un pañuelo, volveré a verlos en algún otro lado, seguro.

Entré como becaria y desde el primer día me han tratado como una más del equipo, dejándome ser responsable de cuentas y campañas de principio a fin. Me han dejado proponer acciones y sacarlas adelante. Me han salido cosas bien y he vuelto a casa con una sonrisa de oreja a oreja. También cosas mal que me han hecho aprender incluso más, aunque estuviese de bajón toda la tarde. Jamás pensé que con 20 años me dejarían hacer tantas cosas, tampoco pensé que los días que llegaba una hora y pico más tarde a casa lo haría tan contenta por trabajar en lo que me gusta. Ni pensé que los regalices de fresa serían el objeto más preciado de nuestras mesas.

Este año he vivido mis segundas vacaciones “de mayores”. Semana Santa no fue una semana, las vacaciones de verano no fueron tres meses de vuelta y vuelta todo el día al sol… ¿Y qué? Mientras todo mi WhatsApp y Facebook se pegaba la vida padre de playas, viajes y borracheras, yo no he parado de aprender y disfrutar de lo que hacía en la oficina ¡el vinito bien acompañada me tocaba por la tarde! He conocido Madrid en Agosto y creedme que es algo que volvería a conocer el año que viene encantada. Madrid en Agosto es un lujo, se vuelve todito para ti, tus antojos y tus curiosidades. Madrid en agosto es un Madrid envidiable ¡y he estado dos décadas perdiéndomelo!

Recuerdo el primer día cuando me presentaron a compañeros del Departamento de Marketing, son tantos que a día de hoy sigo sin saberme los nombres, por mucho que nos hayamos cruzado mil emails. De los que sí me acordaré es de las personas que han estado durante todo este año al pie del cañón: Cristina, Irene, Elena y Dani. Gracias por vuestra paciencia y por haberme enseñado tanto durante 12 meses. Aunque hayáis estado siempre con mil cosas que hacer, me habéis dado todos los ratos del mundo para contestar todas mis preguntas. Tampoco puedo olvidarme de Bego, Ainhoa y Lola que desde FullSIX nos habéis ayudado siempre con ese buen rollo que os caracteriza, fuese la hora que fuese y Víctor que desde 3Lemon también estaba en todo momento pendiente de nosotros ya fuera en su oficina, en la nuestra o vía WhatsApp. De Cris y Gema también me acordaré, siempre se saben las rutas dónde están los archivos de los vídeos de las campañas que hay que subir a Youtube y si no te las cantan desde el otro lado de la pared. También me acordaré de dos personas que se incorporaron más tarde como son Diego, quien nos intenta convencer a todos de que hagamos crossfit y que lleva el deporte en las venas, y quien me sustituye a partir de ahora y que me ha dado micro clases express de Photoshop, Antonio. GRACIAS A TODOS!! 😀

Me voy cerrando una etapa a la vez que abro otra que os contaré más adelante. De nuevo, gracias a los que habéis hecho posible este año.