De una tarde en el conservatorio

En una clase de piano cualquiera, después de haber practicado mil y una veces las notas de la intro de la canción de Pienso en aquella tarde…

-¿Para qué está ese espejo en la pared?-

-Para que los profesores se fijen en la colocación de las manos de cada alumno sobre el piano.-

Minutos después eso daba igual, había dos personas reflejadas en ese espejo, y no precisamente reflejaban las manos de un alumno tocando el piano.

-No suelo hacer esto por cualquiera-

-Un ratito más…-

-Sabes que me quedaría aquí más tiempo, pero me están esperando fuera y debería irme. Ya hablaremos…”

Cuatro meses después…

140610*

Anuncios